jueves, 26 de septiembre de 2013

174 - Cambios de Marchas con Caja de Cambios Automatica

Las cajas de cambios automáticas eligen la relación de marcha adecuada sin intervención del conductor, en función de las revoluciones del motor y de la posición del acelerador.

Existen muchos modelos de cajas de cambios automáticas.

En algunas de ellas se tiene la opción de seleccionar la posición de conducción económica ECO, la cual permite realizar una conducción eficiente.

En esta posición el control de la caja regula los cambios de marcha siguiendo pautas similares explicadas para cajas de cambios manuales.

En general, existe una forma de pasar a una marcha superior a unas revoluciones mas bajas que las programadas en el sistema de cambio automático.

Durante el proceso de aceleración consiste en reducir brevemente la presión sobre el acelerador para inmediatamente después, volver a acelerador para inmediatamente después volver a acelerar de forma ágil, siempre sin llegar al fondo.

Cuando se pisa el acelerador rápidamente hasta el fondo se activa el kickdown.

En esta situación, los cambios de marcha se retrasan y se realizan a muy altas revoluciones.

Se procede solo cuando se requieran fuertes aceleraciones en situaciones especiales.

Nunca cajas de cambios automáticas modernas incorporan la opción de cambio manual con cuatro o cinco marchas.

En este caso seleccionado la opción manual se puede realizar una conducción eficiente siguiendo las reglas explicadas para cajas manuales y el consumo sera normalmente menor que el obteniendo con la posición automática.

martes, 24 de septiembre de 2013

173 - El Freno Motor y las Reducciones de Marchas

En caso de desaceleracion por disminución de velocidad de circulación en la carretera o ante una posible detención utilizar el freno motor, si es posible sin reducción de marchas y el freno de pie para las pequeñas correcciones necesarias para acomodar la velocidad o la detención final.

Es importante insistir aquí en el concepto de freno motor el cual consiste en dejar rodar el vehículo por su propia inercia con una marcha establecida y sin pisar el acelerador.

Solo en caso necesario el proceso de desaceleracion es acompañado de una reducción de marcha.

De esta forma se logra que las ruedas, en vez de ser receptoras de par del motor, arrastren al motor en su movimiento de giro.

La resistencia del motor a girar actuá como freno, provocando una reducción progresiva de la velocidad del vehículo.

A mayores revoluciones del motor, es decir con marchas mas cortas, mayor fuerza de retención, y por lo tanto mayor reducción de velocidad.

De esta forma se experimenta un frenado progresivo con un menor desgaste del embrague y de la caja de cambios y sobre todo un menor consumo de combustible.

Al no reducir de marcha, se evita pasar por el punto muerto en el cual el consumo de combustible no es nulo.

Aunque el consumo provocado por un solo cambio de marcha no sea elevado, si se añaden consumos de todas lasa reducciones de marcha inútiles en procesos de desaceleracion, se obtiene un consumo total relevante. 

Si las condiciones de circulacion de la via lo requieren se debe reducir desde que el motor baje de las 2000 revoluciones por minuto a una marcha inferior.

Esta debe ser la marcha mas larga en la que se pueda circular. 

jueves, 19 de septiembre de 2013

172 -Conclusion

Una diferencia entre los conductores que realizan la conducción eficiente y los que no le hacen es la utilización de las marchas altas la cuarta y quinta.

martes, 17 de septiembre de 2013

171 - Ejemplo del Procedimiento de Cambio de Marcha

Se supone como punto de partida que un vehículo de mediana cilindrada con el motor detenido con intenciones de circular por una carretera de elevada velocidad media y con transito despejado.

En este caso el procedimiento es el siguiente:

Encender el motor girando la llave de contacto y puesta en marcha sin acelerar.

Colocar la primera marcha y acelerar en forma suave y progresiva.

Luego de dos segundos o seis metros recorridos cambiar a la segunda marcha.

A las 2500 revoluciones cambiar a la tercera macha y elevar las revoluciones a las requeridas para circular en la misma sin levantar el pie del acelerador.

Proseguir con continuidad en la aceleración hacia la cuarta marcha.

Cambiar a la quinta marcha una vez alcanzados los 50 km./h aproximadamente y acelerar nuevamente para dar continuidad al proceso de aceleración deseado.

jueves, 12 de septiembre de 2013

170 - La Progresion en las Marchas

Una vez que el vehículo está en la segunda marcha y el proceso de aceleración se encuentra en el intervalo de revoluciones indicado para el cambio, se puede realizar el cambio de diferentes formas, dependiendo de las condiciones del clima.

En los casos en que la vía por la cual se circula posee una velocidad media de circulación presenta una situación de transito fluido o despejado, se debe cambiar a la tercera marcha y mantener la aceleración del vehículo hasta alcanzar la velocidad adecuada a la circulación para cambiar posteriormente en la quinta marcha.

Es importante recordar que los cambios no excedan las 2500 revoluciones y que inmediatamente después de realizados tiene que adecuarse a las revoluciones que se necesitan para circular en la marcha elegida.

Si el vehículo se encuentra circulando en la segunda marcha con el motor ya revolucionado al régimen de cambio y con una velocidad similar a la de las condiciones de circulación, cambiar a la cuarta.

Este caso se puede presentar cuando la velocidad media de circulación en la vía es relativamente baja o si el transito es denso y con lleva la reducción de la velocidad media.

Si posteriormente la vía gana en velocidad media y se observa que se puede cambiar a la quinta marcha se debe realizar el cambio correspondiente.

En Situaciones de transito que no permitan progresar con las velocidades debido a la congestión del mismo o a determinadas causas que produzcan una circulación a velocidad lenta, se recomienda continuar en la segunda marcha y en cuanto se propasen las 2000 revoluciones sin llegar a superar las 2500 revoluciones cambiar al tercera velocidad para consumir menor cantidad de combustible.

Luego se puede cambiar a la cuarta o quinta velocidad, siempre y cuando las condiciones de circulación lo permitan y el intervalo de revoluciones de cambios lo permitan.

martes, 10 de septiembre de 2013

169 - La Quinta Marcha

Se aconseja cambiar a la quinta marcha dentro de un intervalo de velocidades que va desde los 50 km/h en vehículos de pequeña y mediada cilindrada hasta los 60 km/h en los de gran cilindrada.

En determinadas circunstancias no es conveniente realizar el cambio a la quinta marcha como puede ser en vías con intersecciones reiteradas que obligan a mantener la previsión a posible incorporaciones de vehículos.

Tampoco resulta válido el rango de velocidades mencionadas si el vehículo circula cargado en exceso, hecho que dificulta la circulación en las marchas mas altas a las bajas velocidades a las que se referencia.

Se podrá circular en la quinta marcha sin ningún tipo de problema siempre que se vaya por encima de las 1500 revoluciones del régimen del motor.

El limite inferior del intervalo de revoluciones para circular es mas restringido que en el resto de las marchas en las que se sitúa en torno a las 1000 revoluciones.

El intervalo de la velocidades señalado para el cambio a la quinta marcha, desde el punto de vista mecánico, técnicamente correcto y el motor dispone de par motor suficiente para circular con normalidad y acelerar en la medida en que sea necesario.

jueves, 5 de septiembre de 2013

168 - Conclusion

Cuanto mas larga sea la marcha con la que se circula, es decir cuanto menos exigido vaya el motor en el cambio que corresponda, siempre por encima de un numero mínimo de revoluciones, menor consumo de combustible.

A mayor cilindrada del motor, mayor consumo de combustible.

martes, 3 de septiembre de 2013

167 - Las Marchas Largas

La importancia de la utilizacion de las velocidades largas en la conducción, la velocidad de 60 kilómetros por hora es la velocidad de ahorro de combustible que supone circular con marchas largas, teniendo en cuenta la cilindrada o la potencia del vehículo.

Ud. podrá observar que el ahorro que supone circular en la cuarta velocidad en vea de la tercera sobrepasa en ambos casos el 10%, mientras que la circulacion en la quinta marcha supone un ahorro de combustible del 15% en la menor cilindrada y hasta un 20% en los de mayor potencia.