jueves, 10 de octubre de 2013

178 - La Transmision

La transmisión de la energía producida en el motor hasta las ruedas, que son las que propulsan el vehículo, se hace a través de la caja de cambio y del diferencial.

La caja de cambios transmite la potencia del motor hacia el diferencial y de este a la rueda.

Estos dos elementos se componen de engranajes bañados en aceite y por tanto, consumen por rozamiento una pequeña parte de la energía que transmiten.

El embrague tiene por objeto desconectar el motor de la caja de cambios y por consiguiente de la rueda.

En la posición de punto muerto la caja de cambios no transmite la potencia del motor a la rueda.

La caja de cambios permite al conductor decidir algo muy importante que revoluciones tiene el motor para la velocidad que el vehículo lleva en ese instante.

La caja de cambios trasmite la potencia desde el motor hacia el diferencial y las ruedas, pero cambia el numero de revoluciones entre la entrada al motor y la salida eje de la rueda.

Es decir para que un automóvil avance a 50 km/h en primera las revoluciones del motor serán bajas.

La caja de cambios por lo tanto permite que un motor pueda transmitir la máxima potencia a las ruedas a diferentes velocidades y con ello obtener fuertes aceleraciones utilizando marchas cortas.

Permite también, que el vehículo pueda circular a bajas revoluciones de motor con el consiguiente menor consumo cuando no se demande alta potencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario